Superislas en Barcelona: Cómo afectan al ruido urbano?

10/01/2017 Estudios acústicos, noticias dbPlus

NUEVO CONCEPTO DE MOVILIDAD URBANA EN BARCELONA: SUPERISLAS

A principios de septiembre se inauguró la primera superisla en el barrio de Poblenou de Barcelona. Se trata del el nuevo proyecto del ayuntamiento de Barcelona de movilidad urbana que pretende reducir la contaminación acústica y ambiental producida por el tráfico viario impulsando una movilidad sostenible.

Una superisla está formada por el conjunto de islas más pequeñas donde el tráfico en el interior está restringido. La primera prueba piloto se ha desarrollado en el barrio de Poblenou y son 9 manzanas las que conforman esta superisla. Esta superisla comprende el perímetro formado por las calles Badajoz, Pallars, Llacuna y Tànger y tiene como objetivo la “pacificación de las calles interiores”. Según el ayuntamiento de Barcelona se prevé en un futuro la construcción de 5 superislas más. La implementación de estas 5 súper islas dependerá del resultado de esta prueba piloto en Poblenou.

Una superisla está formada por 9 islas más pequeñas

En dBplus consultores acústicos hemos querido realizar mediciones acústicas para evaluar cómo el concepto de superisla puede modificar los mapas de ruido de las ciudades y ver qué ventajas y desventajas tiene este sistema de movilidad ciudadana.
Las mediciones se realizaron un día laborable a media mañana en un punto ubicado en el interior de la superisla (calle Sancho de Ávila entre calles Ciutat de Granada y Badajoz) y otro punto ubicado en una de las calles del perímetro (calle Llacuna entre calles tánger y Sancho de Ávila).  A continuación os presentamos el mapa de la superisla y la ubicación de las mediciones de nivel de presión sonra.
medicion superislaFigura. Iquierda: plano superisla y puntos de medición. Derecha: Espectro temporal del nivel de presión sonora durante el periodo de 30 minutos.
La duración de las mediciones ha sido de 30 minutos en cada posición. A continuación se muestran los gráficos temporales mostrando el nivel de presión sonora registrado.
Las mediciones nos indican claramente que el ruido en el interior de la superisla es muy inferior al ruido que genera el tráfico en el perímetro de la superisla. En estas mediciones en concreto, el nivel de presión sonora global ponderado A promedio de las mediciones es 6dB superior fuera de la superisla que en el interior. Esta diferencia depende del horario en que se realicen las mediciones y día de la semana, puede verse aumentada a primera hora de la mañana donde aumenta el tráfico y verse reducida en horario nocturno donde la circulación en ambas calles sea más similar.
La contaminación acústica se ha disminuido significativamente en el interior de la superisla, sin embargo el tráfico en el perímetro de las superislas ha aumentado con respecto a antes de la implantación debido a que los coches que no pueden circular por el centro, circulan ahora por su perímetro. Por lo tanto, es posible que el nivel de ruido actualmente en el perímetro sea mayor al que había anteriormente, siendo de esta forma que unos ciudadanos se ven favorecidos y otros perjudicados hablando en términos de contaminación acústica.
Para evaluar efectivamente el impacto acústico producido por la construcción de superislas deberían realizarse estudios acústicos con mediciones de larga duración antes y después de la implementación de la superisla para comparar cómo se ha visto afectado el tráfico y cómo esto afecta a la contaminación acústica de la ciudad.
 Podéis consultar el plan de movilidad urbana de Barcelona para los próximos años en este enlace.